Estímulos a la creación – #LeyDeCultura

Actualización 10 de agosto,2016 ***Atención*** Si TÚ eres artista y quieres que esta #PropuestaM sea tomada en cuenta, las peticiones que aquí aparecen, únete al movimiento! Manda un mensaje por este medio o contacta por Twitter @marcelafado /  Facebook  Marcela Ortiz  o a la página http://www.marcelaoa.com También puedes llenar el formulario , suscribir y difundir la propuesta, la cual sigo enriqueciendo con aportes de los colegas. 

 

Décima Audiencia Pública para la creación de una Ley de Cultura.

Tema: “Estímulos a la creación”

Ponente: Marcela Ortiz Aznar (cantante/activista).

Muy buenos días, antes que nada quiero agradecer al diputado Santiago Taboada la invitación a esta última audiencia, en este estado donde estuve trabajando hace apenas un par de meses y donde pude escuchar  inquietudes de colegas.

“Hay muchos mitos sobre el artista que nos gusta creer. La idea que tenemos del pintor y el escultor es muy romántica; para nosotros representa un ideal. Los seres humanos de a pie nos dejamos la piel en el día a día haciendo cosas que realmente no queremos hacer  para ganarnos la vida o porque es lo que hay que hacer. Pero los artistas no parecen prestarse a esos compromisos. Siguen su propio camino y se dedican a su oficio sin importar las circunstancias ni las consecuencias. Los artistas son personas auténticas, heroicas (…..)

Se enclaustras en sus buhardillas (como Seurat), se atan al mástil de un barco en mitad de una tormenta (como Turner), o caminan miles de kilómetros (como Brancusi) en nombre del arte. No hacen concesiones y su motivación es solo una: crear una obra que tenga valor y transmita sentido. Les sobra coraje y nobleza”. (1)

 

Mi ponencia, mis palabras, salen desde mi experiencia, soy cantante profesional, me gustan los temas sociales, soy apartidista y he participado en varios movimientos desde hace mucho tiempo. Desde hace más de diez años me dedico a la música, soy precursora de la música portuguesa (Fado) en nuestro país. Las principales fuentes del derecho, me comentaba la Lic. Karime Arguilez, compañera de #MujerEs Ya, son la costumbre y la doctrina. Permítanme hablarles hoy más desde la costumbre y doctrina del alma de un creativo independiente.

El ser cantante independiente (sin apoyos de disqueras, managers/bookers o televisoras, siendo o no egresado de alguna escuela de artes)  y vivir de este trabajo en nuestro país no es tarea fácil y son justo,  en estas dificultades, cuando las leyes pueden dar luz y esperanza  en el camino.

Para los creadores el contar con estímulos es fundamental, es parte de lo que nos alimenta, es un motor esencial para continuar, para mejorar, causa que nos empuja a seguir y no sumergirnos en la frustración o terminar por dedicarnos a otra cosa.

Es importante definir primero a quiénes se les otorgarán estos estímulos. Cuando decimos “cantante, artista profesional”, ¿de dónde partimos?, ¿de un título entregado por alguna escuela incorporada al INBA o la UNAM?, ¿de haber cursado algún estudio en el exterior?, ¿de una trayectoria larga?, ¿de dónde partir? Obras son amores…praxis.  Yo consideraría que alguien que se ha dedicado ininterrumpidamente por más de 5 u 8 años en su rama, que se ha presentado en recintos importantes, que cuenta con obras/creaciones de calidad, se le puede considerar un profesional en su área; sea egresado no de alguna institución o con formación autodidacta.

“Uno puede estudiar Bellas Artes  pero eso no lo convierte en artista. No es como estudiar Medicina o Derecho: no hay títulos que valgan (…) Vincent van Gogh era prácticamente autodidacta (…). ¿Le hace esto menos merecedor de nada? Claro que no” (2). No podemos hacer a un lado a los ciudadanos que se han dedicado en cuerpo y alma a la cultura pero que por alguna razón u otra lo han hecho en escuelas privadas, tal vez no renombradas o son artistas empíricos; porque entonces estaríamos olvidándonos de esa riqueza humana y daríamos apoyos solo para “algunos”. Que esta ley sea incluyente.

 

Ahora, les compartiré, expondré algunas propuestas no solo mías sino de colegas de Tlaxcala, de Chihuahua y de la Ciudad de México.  Lo que consideramos pueden ser verdaderos estímulos a los creadores.

 

Que pudiéramos contar con un órgano/comité ciudadano (individuos que mediante su apoyo y fomento al arte, gocen de excelente fama pública, por lo que sería un puesto honorario, con el reconocimiento social que esto conlleva, de ser mecenas del arte) que vigilara a los sinodales de los festivales/concursos/programas de creadores, etc… en su elección de artistas, esto para evitar favoritismos, tráfico de influencias. Para muchos artistas es difícil participar en los festivales más renombrados del país pues estos parecieran cerrados a expresiones alternas, independientes,  y más en la línea de egresados de instituciones gubernamentales así como de artistas extranjeros.

 

Saber que en caso de enfermedad, emergencia-accidente o tratamiento, podemos contar con asistencia médica, con un seguro, con algún apoyo económico. Saber que podemos  sacarnos un análisis de calidad (exámenes regulares)  en algún centro de salud a un precio accesible o de forma gratuita.  Menciono este punto tan sensible porque curiosamente el artista, un ser  tan sensible y sensitivo es tratado muchas veces de forma tan insensible. Los pagos en gobiernos locales llegan a salir hasta 8 meses o un año después…a un dentista, a un abogado se le paga terminando su trabajo…muchas veces a nosotros no. Confío que esto ya no pasará con esta ley.

Y son estos tratos los que repercuten en la vida anímica y material del actor cultural. En verdad, conozco muchos colegas que han dejado su labor tan importante por estas situaciones económicas, se van a dar clases y se olvidan de compartir su arte con la gente en los foros.

 

Contar con algunas prestaciones como aguinaldo (para artistas profesionales que hayan tenido presentaciones (3 o más, monto proporcional) en recintos gubernamentales (local y/o  federal, aplica para delegaciones/municipios, así como cooperado en comunidades, haciendo un trabajo social, conciertos, etc, 4 o más veces al mes; ya hablaré de este punto del trabajo social *).

 

Un bono o apoyo de maternidad,  así como de antigüedad  (para que esto aplique que sea artista profesional, que haya aportado a la comunidad, a instituciones de beneficencia pública y/o privada, en el exterior, en escuelas, en comunidades indígenas, etc), vales  de despensa por fin de año, de gasolina para los artistas que cuenten con vehículo sino es así, que se les otorgue la facilidad de usar el transporte público de forma gratuita de 6:00 am – 18:30 hrs.

 

Que por ley los foros e instalaciones sean dignos, nuestro trabajo lo es. Muchas veces los camerinos de recintos de gobierno no tienen agua, sillas, focos… No estamos pidiendo el backstage del Carnegie Hall pero sí que cuenten con lo básico.  He visto de todo en éstos años, foros muy bien equipados (y a veces desperdiciados por una cartelera “floja”) y foros grandes pero que les faltan este tipo de servicio antes mencionado.

 

Hablando de foros, que los espacios que pertenecen al gobierno (local o federal) puedan tener precios más accesibles para rentarse. Que se permita la venta de boletos y que lo recibido vaya en su totalidad al ejecutante.

 

El pago para el artista se efectuará: la mitad antes de la presentación y se liquidará al concluirla. Quedará prohibido pedirle a un artista profesional que trabaje de forma gratuita porque “no hay presupuesto”, porque le servirá de valor curricular, porque el escenario es muy bueno o de renombre y otras frases de este tipo. Prohibido, por dignidad. El pago a un artista profesional será obligatorio, dependencia, funcionario que diga que “no hay presupuesto” tendrá que demostrarlo y de ser mentira se le investigará y sancionará.

 

Otra propuesta que me mandan colegas de Chihuahua, Cynthia, bailarina, es que se reconozcan  los espacios independientes culturales como alternativas viables para el crecimiento de las variadas expresiones artísticas (danza, teatro, música, multimedia, acciones escénicas…) y para  la mejora del tejido social.

El perfil de las personas que desarrollarán los proyectos de los espacios independientes es de carácter profesional, artístico y académico de diversas áreas del quehacer cultural.Pedimos que estos espacios cuenten con apoyos para su difusión, que la Secretaría de Cultura incluya en sus publicaciones, medios, su cartelera. Estos foros también albergarán trabajos internacionales y servirán para promover valores como la tolerancia, cuidado al medio ambiente, la equidad de género, salud… incidiendo en jóvenes que se han visto afectados por la violencia y otras tantas problemáticas de nuestro país. Que los espacios independientes puedan ser una opción para el servicio social de los estudiantes de las artes. Que por su actividad y aportación el gobierno pueda otorgarles un apoyo financiero al año. Urgen en nuestro México  espacios de convivencia social con enfoque cultural, esta es una gran opción.

 

Un compositor de Tlaxcala pide muestras  de trabajos a nivel estatal para los becados, para así testimoniar  y difundir su quehacer.

 

Un percusionista de la Ciudad de México pide la existencia de apoyos para artistas con capacidades diferentes, en particular a los débiles visuales, el aprendizaje de la música requiere de equipos especializados en traducción de musicografía Braille, difusión de su quehacer. Concientización para evitar la discriminación en instituciones de promoción y educación artística.

 

El talento para el arte nace con el artista y no distingue condición social, ni de capacidades, por eso es importante el apoyo tanto a quien no tiene un título que lo acredite como artista por no tener los recursos, así como a estas personas de capacidades diferentes, que en ocasiones dicha forma de ser los hace excelentes, cito el caso y solo para ejemplificar de los ciudadanos denominados autistas, que su talento en México se ha visto desperdiciado por que no existen los medios para  desarrollarlo.

 

Quien más para contarle al mundo de la grandeza de la gente de su nación que sus artistas, por eso es importante incluir en la ley que al artista que logre, (y digo logre porque es muy complicado que se haga) obtener un evento/invitación en el extranjero, por parte de una institución gubernamental, o no, tenga apoyo económico por lo menos para su vuelo en ida y vuelta. Está representando el alma de nuestro México y eso amerita la ayuda del gobierno.

Octavio, cineasta, nos comparte que la Ley de Cultura debe estar vinculada a la ley de extinción de dominio. Los bienes decomisados bajo esta ley y hacienda, deben pasar a manos de los creadores, gestores y promotores culturales, sociedad civil organizada, colectivos y demás entidades vinculadas al trabajo cultural. La Ley General de Cultura podría ser la vía para constituir una gran red de espacios dedicados a la promoción y gestión cultural en el sentido amplio de lo social.

Conformar un esquema que permita a todo tipo de proyecto artístico y/o cultural lograr eventualmente la autosuficiencia, más si dicha actividad individual o de grupo produce menos de dos millones de pesos al año. Que cuente con estímulos fiscales para que subsista hasta que lo logre.

El sustento del estímulo es: basados en el régimen de incorporación fiscal del SAT proponemos se maneje la exención del impuesto sobre la renta mientras la operación productiva no rebase los dos millones de pesos de ingresos anuales. Proyectos en operación regulada por las Secretarías de Cultura y Hacienda.

 

Katya, escritora, pide que las multas por ventas de alcohol o cigarros a menores vayan directamente a estímulos para creadores (profesionales y en vías de serlo). Las manifestaciones artísticas requieren de creadores y los creadores requieren ser considerados como un sector productivo para poder seguir activos en su actividad. Que se les otorgue financiamiento como a cualquier otro sector productivo.

 

Proponemos que la compra de obras de arte y trabajo artístico sea deducible de impuestos (actualmente es deducible para las personas morales pero si la obra es estrictamente necesaria para los fines de la empresa; o sea bastante difícil), esto fomentaría y promovería nuestro trabajo, podríamos llegar a ser autosuficientes a la larga, y ser un gasto menos para el gobierno.

Avelina Lésper escribe que “esta iniciativa detonará el consumo, atacará de forma frontal a la piratería, hará que mucha gente se inscriba en Hacienda, motivará el patrocinio, generará fuentes de trabajo y capital. El Estado debe cumplir su compromiso de apoyar a la cultura eso no significa hacerlo todo, hay que motivar a la sociedad civil porque el consumo no sólo se traduce en dinero, se logra una sociedad culta, pensante y crítica. El criterio de lo que es apoyado y lo que no, hasta hoy es exclusivo del Estado y del grupo que está protegido por el Estado, estas decisiones en muchos casos o están de espaldas al público o despilfarran fortunas en espectáculos populistas. La sociedad civil decidiría qué apoyar si el consumo y patrocinio se deduce 100% de impuestos, y la cultura no estaría supeditada a los presupuestos, que son los que deciden la calidad de las iniciativas culturales. El público se hace partícipe de la cultura cuando sabe que su consumo le beneficia, es una deformación en la relación con el público que crea que el Estado le debe “regalar” el acceso a la cultura” (3). Ojalá puedan transmitir estos tres puntos a sus compañeros de la Comisión de Hacienda del Congreso de la Unión.

Mencioné hace algunos momentos el  *trabajo social, y es que para mí siempre ha sido importante la reciprocidad. Estoy segura que los artistas, seres sensibles en extremo, al recibir éstos estímulos, apoyos, al sentirse valorados y cobijados por la ley; tendrán más empuje y vitalidad para dar. Por tanto, es  importante que esta ley contemple la posibilidad de que el creativo pueda dar talleres, clases, conciertos a comunidades humildes de nuestro país, así como a centros de rehabilitación para menores. Que esto pueda darse por lo menos una vez al mes.

Acercarse a una comunidad golpeada por la pobreza, lejana a la ciudad y en donde es difícil que las expresiones artísticas lleguen o donde la oferta es netamente comercial  (ej: música del género grupero).  Estoy segura que si todos los artistas vamos a estas comunidades, no les faltarán propuestas ricas, diversas y nosotros…yo, me sentiría mucho mejor, más completa y que retribuí en algo. “El arte no es poder, sino consuelo; no es que nos haga creer que la vida es buena, lo cual sería una mentira, sino que comparte nuestras dudas y nuestros sentimientos” (4).

Y que cada poblado, cada municipio de este país cuente con una Casa de Cultura. Ahora que estuve en Chihuahua de febrero a junio de este año, pude ver, con tristeza, que hacen falta estos lugares destinados para alimentar el alma, o que los hay pero en malas condiciones como también ya lo mencioné.

 

Reitero: el creador de arte, el artista nace con el talento, solo hay que encausarlo y apoyarlo. Nosotros con nuestra obra le contamos al mundo el día a día de nuestro México. Urge el apoyo al artista, claro está, mientras acredite (con cartas de recomendación, programas, fotos y otros materiales) que desarrolla su arte, estímulos para propagar lo que hacemos. Pero antes debemos tener resueltas nuestras necesidades básicas; a esto queremos, anhelamos llegar.

Sé que esta ley será a largo plazo y también  que sobrevivirá, a nosotros y a nuestros hijos, por eso estas mesas son muy valiosas pues se está escuchando, por fin, la voz de los que trabajamos, de los que vivimos a diario de esto; de los que soñamos y merecemos tener una forma de vida digna mediante nuestro trabajo.

Estas son algunas necesidades, deseos, propuestas que consideramos estímulos, que los artistas independientes queremos que esta nueva, histórica ley de cultura contemple.

Gracias a los colegas que escucharon el llamado a participar y se acercaron a compartir sus inquietudes, a los que están hoy aquí presentes, a Karime Arguilez por su ayuda, a la música que tanto me ha dado y me alimenta en tantos sentidos. Estamos haciendo historia, hagámosla bien,  con el corazón abierto y dispuesto a escuchar y a aterrizar; hagámoslo con responsabilidad, con la responsabilidad histórica de los tiempos que ya nos están juzgando por lo que hacemos o dejamos de hacer.

Por su invitación y su escucha muchas gracias.

(1) “Piensa como un artista” Will Gompertz pág. 70

(2) ibídem

(3) Avelina Lésper “Consumo cultural 100% deducible de impuestos” Blog:  http://www.avelinalesper.com/2016/03/consumo-cultural-100-deducible-de.html?m=1

(4) Thomas Mann

 

Licencia de Creative Commons
MI LADO B DICE:POLÍTICO-SOCIAL Y OTRAS SAZONES by Marcela L. Ortiz Aznar is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://miladobdice.wordpress.com/.

 

 


MySpace Tracker